Cómo salir victorioso de las preguntas capciosas en las entrevistas de trabajo?

Los reclutadores hacen cuestionamientos para ver cómo manejas la presión, cada pregunta es una oportunidad para demostrar tus habilidades y cualidades profesionales.

 

¿Alguna vez has salido de una entrevista laboral sintiendo que ciertas preguntas te hicieron tropezar?

En realidad a todos nos ha pasado porque hay cuestionamientos diseñados para ver cómo manejas la presión y la incertidumbre, el objetivo es desconcertar al candidato para observar qué tan fría mantiene la cabeza en este tipo de situaciones.

 

Recuerda que al reclutador le interesa mucho más observar cómo contestas en lugar de qué contestas. A continuación te presentamos las típicas preguntas capciosas y cómo manejarlas:

 

1. Háblame de ti.

No se trata de que le cuentes tu vida al reclutador, enfócate en tus habilidades y conocimientos, así como la forma en que éstos encajan con el empleo, resalta los atributos de tu personalidad y aclara por qué eres el candidato adecuado para el empleo.

 

2. ¿Por qué debo contratarte?

Lo peor que te puede suceder con esta pregunta es ir a la entrevista sin haber realizado una buena investigación sobre la compañía y la vacante.

Esta es la oportunidad para causar una buena impresión en el reclutador comunicando todo lo que sabes de la compañía, el tipo de empleados que tienen, la filosofía que la respalda, así como aprovechar para decirle cómo es que tú llenas todos los requisitos para cubrir la vacante.

 

3. ¿Has escuchado cosas negativas sobre la compañía? ¿Qué?

Recuerda que, sin importar el contexto, los chismes son siempre desagradables. Además, sería incongruente que buscaras trabajo en una compañía que desapruebas. Por lo tanto, puedes contestar con toda honestidad que no has escuchado cosas negativas sobre la compañía.

 

4. ¿Dónde te ves en 5 años?

Si alguna vez has respondido que no lo sabes, entonces ya sabes por qué no conseguiste ese empleo. Aprovecha esta pregunta para hablar sobre tus objetivos profesionales y para comunicar la forma en que la vacante se ajusta a la trayectoria profesional que planeas.

 

5. ¿Cómo reaccionarías si te dijera que tu entrevista ha sido malísima?

Recuerda no caer en la trampa, el condicional ‘si' hace toda la diferencia, por lo tanto no te pongas nervioso y contesta que te gustaría conocer las razones a manera de retroalimentación constructiva que te permita prepararte mejor para la siguiente entrevista.

 

6. ¿Qué libro estás leyendo en este momento?

Cuidado con responder algo que nunca hayas leído. Piensa en algún libro que, aún cuando no lo estés leyendo, refleje tu manera de ser y pensar y haya dejado una huella en ti. Si es de un autor reconocido aún mejor.

 

7. ¿Quién es tu héroe?

Esta pregunta no debe de ser difícil de contestar, especialmente porque la gama de respuestas es muy amplia, puedes: 1) Demostrar tu sentido del humor, eligiendo a algún héroe de acción o cómics; 2) Exponer tu sentido del compromiso, así como tus conocimientos históricos, eligiendo a algún personaje histórico de época reciente o pasada; y 3) Expresar tus ideales, eligiendo a algún personaje religioso...En todos los casos asegúrate de ilustrar cómo es que el personaje elegido te ha inspirado y la forma en que esta inspiración se relaciona con la vacante y la compañía.

 

8. ¿Te consideras adecuado para trabajar bajo presión?

Siempre, siempre, siempre, además de responder "sí soy adecuado, por supuesto que sí", ilustra cómo y trata de ejemplificarlo.

 

9. ¿Alguna vez has considerado iniciar un negocio propio?

Sé cauteloso, aún cuando sueñes con establecer tu negocio algún día y ser tu propio jefe, la entrevista no es el momento para soñar en voz alta. Esta es una pregunta que en todo caso debes meditar cuidadosamente pues aún cuando decidas independizarte tú reputación va contigo y debes cuidarla. No te comprometas al empleo si estás pensando dejarlo en el corto plazo.

 

10. Si ganaras la lotería ¿seguirías trabajando?

Sé honesto sin exagerar, un "nunca más volvería a trabajar" demasiado entusiasta no sería bien recibido. En cambio, decir que te encantaría ganarte la lotería y a pesar de eso continuar trabajando porque el trabajo contribuye a la felicidad en conjunto, es una respuesta mucho más adecuada.

 

En resumen, toda pregunta, aún las capciosas, representa una oportunidad para mostrar tus cualidades y habilidades profesionales.

 

Cada respuesta debe construir la posibilidad de avanzar a la siguiente etapa de entrevistas. Por lo tanto, recuerda prepararte ensayando las preguntas y respuestas; sé breve y concreto y asegúrate de relacionar la respuesta a la pregunta; cuida tu lenguaje corporal, pues suele decir más que las palabras; nunca hables mal de nadie, especialmente de tus jefes pasados. ¡Suerte!

Dejanos tu comentario